LA QUINTA ESENCIA

El tiempo del sueño


Tú y yo lo sabíamos...
Nuestras sonrisas, esas miradas...
No había duda.

Eran días mágicos. El tiempo no pasaba, parecía eterno.
Era el tiempo del sueño...

Estábamos tan cerca, a sólo un paso...
... pero entre nosotros había un abismo de dudas, inseguridad, de miedo y tristeza.

Si había algún retazo de esperanza, pronto lo intentábamos ahogar en el mar del olvido.

Porque detrás de todo siempre había un NO.
Un NO cuando nos mirábamos.
Un NO cuando pensábamos en ello.
Un NO cuando como respuesta, aunque no hubiéramos hecho la pregunta.

Un NO que rompía todas las ilusiones y las ahogaban en la desesperación.

Ahora todo ha desaparecido...
Y es como hubiera pasado una eternidad...

Quizás sea mejor así.