LA QUINTA ESENCIA

Búsqueda


Buscas ansiosamente aquello que has perdido; sin saber ciertamente si lo que buscas es el auténtico sentido de tu vida.

Corres, arrasas con lo que encuentras a tu paso, destruyes lo que no te interesa, con el único objetivo de encontrar lo que buscas, o al menos esa es tu excusa para dejar toda tu vida tirada de cualquier manera; sabiendo que aunque te refugies en tu fuero interno, afuera se encuentra la cruda realidad.

El cansancio te invade, sientes sueño, hambre, tedio, angustia, mareo...
Sientes el cuerpo dolorido, sabes que ya no puedes más; pero continúas... porque ya lo único que te queda en esta vida es continuar con esta búsqueda, que sabes que resultará completamente infructífera, por mucho que te esfuerces en negarlo.

Y cuando finalmente ves que no queda nada, que todo aquello que pudiera quedar lo has destruido a tu paso; y que aquello que buscabas no era más que tu vida, una vida perdida en el intento de encontrarte.

Y una vez que has perdido cualquier rastro de la esperanza que te quedaba, una vez que has visto que toda tu vida ha terminado en vano; el cansancio acumulado te vence, ya sin oponer resistencia, y expulsas tu último hálito de vida sabiendo que ya no merecía la pena seguir.