LA QUINTA ESENCIA

Tras el tiempo...


Somos el tiempo que nos consume,
o ni tan siquiera eso.

Somos una sombra de lo que fuimos,
una sombra que crece a cada instante,
al tiempo que nuestra vida merma.

El presente se nos escapa de las manos,
y sentimos con horror cómo el tiempo
nos ahoga cada vez más en su letal abrazo.

E imponentes contemplamos como cada momento
pasa ante nuestros ojos, furtivo,
devorándonos hasta que de nosotros sólo quedan huesos...

Huesos sin vida,
huesos sin recuerdos.
Y tras ellos nuestra sombra,
perdiéndose en el tiempo...