LA QUINTA ESENCIA

Medicamentos


De actitud actitud frágil y salud quebradiza, se pasaba el día entre pastilla y pastilla. Medicamentos de cualquier índole abarrotaban los rincones de aquella casa blanca, impersonal y de aspecto vacío, igual al hospital que frecuentaba ya como lugar de referencia.

Le gustaba estar enferma. Le gustaba el hecho de ir a la farmacia tres días por semana cargada con recetas de todo tipo, mientras aquel farmacéutico le miraba con cara extraña, preguntándose como alguien podía soportar la carga de aquel muestrario de afecciones.

Pero ella se sentía segura en su mundo de antihistamínicos, hormonas y calmantes. Le reconfortaba saber que siempre habría un medicamento allí donde le hiciera falta para ayudarle, aquellos comprimidos le aportaban la seguridad en sí misma que nunca tuvo.

Se entretenía ordenando alfabéticamente las cajas de aquellas drogas. Drogas que, disfrazadas de ayudantes, le servían para curarse de su enfermedad más dolorosa: la vida.

Premios


Hace algún tiempo, Michelle Rain en su blog El alma de la lluvia me dio dos premios por mi blog, cosa que le agradezco mucho.

Bueno, ya que según el premio tenía que decir unas cuántas cosas sobre mí, ahí voy:
  • Me gustaría publicar un libro algún día.
  • Supongo que me gustaría que me calificaran de "extraño" considerando lo que se toma por normalidad hoy en día.
  • Mi pereza hace que escriba, vea películas y lea libros menos de lo que me gustaría (eso se ve plasmado en el asombrante ritmo de publicación que lleva este blog).
  • Empecé este curso a aprender a tocar el piano.
  • No tengo la menor idea de mi futuro, ni qué voy a estudiar ni en qué voy a trabajar.
  • Mi mayor sueño es viajar por todo el mundo, y aprender de las diferentes culturas y personas que me encuentre por mi camino.
  • Creo que la vida se me está pasando rápido para la cantidad de cosas que me gustaría hacer.
  • El clima influye bastante en mi estado anímico: los días soleados estoy contento y los nublados apático o triste.
  • Me gustaría escapar de la rutina, pero la monotonía de mi pueblo me impide hacer cosas nuevas.
Bueno, creo que ya os he aburrido bastante con mi egocéntrica entrada.
Supuestamente tendría que entregar este premio a otros cuantos blogs, pero todos aquellos que leéis este blog estáis premiados.

Un saludo y hasta la próxima.