LA QUINTA ESENCIA

Me conformo con soñarte...


Si los sueños fueran realidad...
Entonces no haría falta que te soñase. No haría falta esperar a los sueños para poder estar juntos...
Pero claro, no son realidad...
Y entonces tengo que esperar a la noche y a sus sueños. Y dependo de la incertidumbre de si soñaré o no soñaré contigo...

De todas formas, me conformo con soñarte. Me conformo con verte alguna noche. Me conformo con sentirte aunque seas irreal.
Me conformo con hablar contigo un rato, aunque en realidad esté hablando solo. Me conformo con mirarte a los ojos, con perderme en tu mirada... Y sentir que, aunque seas una imaginación, aunque no seas real... que me lo pareces...

Al final, todo son sólo sueños... Sólo imaginaciones, y nada más.
Sueños...
Pero creo que me gusta así. Creo que me gusta tener un rincón apartado, un rincón de sueños... Para volar libremente, para poder sentirme feliz, para ser yo, alejado del mundo... Pero sobre todo para verte...