LA QUINTA ESENCIA

Otra vez...


Otra vez...
La recuerdas... recuerdas cómo le mirabas, como siempre estabas pensado en ella, y cómo ni siquiera te atrevías a hablarle.
Recuerdas que fuiste tan cobarde que ni te despediste de ella, y aún te arrepientes de ello.


Y lloras. Lloras amargamente la pérdida de aquella persona, seguramente la única a la que amaste. Lloras porque no la volviste a ver, porque no le pudiste decir todo aquello que te habías callado.
Se te amontonan las cosas que decirle cada vez que piensas en ella, pero ahogas tus palabras ya que sabes que nunca le podrás decir nada.


El recuerdo te martillea, y penetra en lo profundo de tu ser, para provocarte una melancolía infinita.
"Nunca la debiste dejar pasar", te dices; ahora que ya no puedes hacer nada.

Y día tras día; ella te atormenta con su ausencia, arrancándote un pedazo de alma a cada vez.


4 visitantes...:

cuenk dijo... @ 11/10/09 13:05

Desgraciadamente hay trenes que solo pasan una vez en la vida, pero afortunadamente pasan trenes diferentes cada veinte minutos. Lo importante es no quedarse más de una hora estancado en la estación lamentandose.

meg dijo... @ 21/10/09 21:05

Y ¿quién no ha dejado pasar una oportunidad en la vida?. El pasado está lleno de oportunidades perdidas. Pero siempre hay una segunda vez... Hay que esperar. Buenas reflexiones. Acabo de descubriros y teneis mis puntitos.

lully desnuda dijo... @ 23/10/09 06:34

Una entrada agridulce de lo que pudo haber sido y no fue.

Un abrazo amistoso!

La_Lyri_K dijo... @ 23/10/09 20:42

"Todo pasa y todo queda..."

Publicar un comentario