LA QUINTA ESENCIA

Tumbas


¿Por qué ese culto a los muertos?
¿Por qué la gente construye tumbas, panteones, mausoleos...?
¿Por qué se visitan las tumbas, se dejan flores, se les adora de esa manera?

Más allá de la mera finalidad de eliminar los cadáveres de nuestro entorno, se rinde un culto impresionante a los muertos. Incluso hay un día dedicado a ellos.

Nosotros somos un cuerpo movido por una mente, al igual que una mano mueve una marioneta. El cuerpo en sí no es más que un amasijo de células, sin valor alguno. Pero cuando detrás de ese cuerpo hay una mente que lo controla, la cosa cambia.

En la mente están los recuerdos, los sentimientos, la inteligencia... en resumen, todo.
Pero cuando morimos la mente escapa, se evapora. Y se queda el cuerpo, una coraza vacía, corrompiéndose por la ausencia de vida.

Cuando la persona muere, lo único que queda de ella son los recuerdos que ha dejado en las personas. No hace falta visitar una tumba (en la que al fin y al cabo sólo vemos un trozo de muro, no vemos siquiera el cadáver) y llevarle flores, o tener una urna con sus cenizas en el salón.
Debemos recordar a la persona por como fue en vida, y no honrar un simple cadáver descompuesto.
Lo importante es que la persona haya dejado huella a su muerte, que sea recordado y que su vida perdure (de alguna forma) en la mente de las personas. No importa si el mausoleo es de mármol o si el ataúd es de pino, una vez muerto lo demás no importa.



6 visitantes...:

Lilauzer dijo... @ 30/3/10 17:15

Transeúnte, cuánta razón tienes, por cierto creo que éste debe ser uno de los temas de los que hablar en triángulo de debate (si es que debatimos algún día...)
En fin...

Sofia A. Hernández Pérez dijo... @ 30/3/10 18:06

Creo que tienes mucha razón.
No le encuentro la gracia de tener una urna con cenizas en casa, o de comprar el mejor ataúd para el cadáver, y eso que se gastan la pasta en ataúdes-.-...
En fin...muy buena entrada:)

L . dijo... @ 30/3/10 20:02

Pienso igualo que tú.
De hecho, hay un negocio increíble relacionado con la muerte.
Lo que pasa, es lo de siempre, la gente tiene miedo de asimilar lo que "muerte" significa y necesita un lugar o un consuelo que les indique, aunque no sea cierto, de que ésa persona sigue estando ahí.
Todo son tradiciones estúpidas, desde mi parecer, que no tienen sentido, pero todo es respetable.

En fin, buena reflexión. Un saludo.

marta dijo... @ 31/3/10 23:43

¡Hola! He cambiado la dirección de mi blog, ahora puedes encontrar Retazos en: http://historiasenunsusurro.blogspot.com, te agradecería muchísimo que te pasaras, llevo un buen lío avisando a todo el mundo.
Muchas gracias.
Un beso MUYGRANDE:)

имι·иямι dijo... @ 26/4/10 07:09

Cito: (...) "Cuando la persona muere, lo único que queda de ella son los recuerdos que ha dejado en las personas. No hace falta visitar una tumba (en la que al fin y al cabo sólo vemos un trozo de muro, no vemos siquiera el cadáver) y llevarle flores, o tener una urna con sus cenizas en el salón."

Estoy de acuerdo contigo, me parece tan absurdo tener que sentarme hablarle a una tumba, creo que me siento mas en contacto con esa persona sentada en mi cuarto, concentrándome en lo que fue, y en lo mucho que le agradezco alguna enseñanza que me halla dado en vida.

Ϩtεℓℓα dijo... @ 5/5/10 23:40

Hola! estoy de acuerdo contigo. Hay veces que incluso la gente se preocupa más por alguien una vez muerto que cuando vivía. Se creen que por dejar flores frescas en su tumba están haciendo una buena acción, pero ¿no sería mejor regalarle un bonito ramo de flores a esa persona mientras todavía esté a nuestro lado? Paradojas de la vida... Como esa gente que se preocupa por comprar la mejor parcela, la más limpia y soleada del cementerio para que les entierren. ¿Pagar para morirte? ¿Acaso te va a importar cuando estés muerto que tu tumba es la más bonita y cara? :S

Un saludo!

Publicar un comentario