LA QUINTA ESENCIA

Lejanos pasos en la playa


Caminaba ligeramente sobre la fina arena de la playa. Casi como si apenas pesara.
Sus pies húmedos se deslizaban sobre la blanca espuma de piedra que resplandecía bajo el sol. Las olas mecían suavemente el agua salada que mojaba agradablemente a la joven.
Todo desprendía tranquilidad. Una tranquilidad que olía mar.

Su cabello suavemente pelirrojo caía grácilmente sobre su cuerpo, cubriéndolo de destellos solares.
La melodía marina continuaba con su canto de blanca espuma.
El momento, congelado en el tiempo, ya no era más que una fotografía. Una vieja fotografía, quizá algo arrugada en una esquina. Tal vez con un pequeña mancha de café de ¿cuándo? Sin duda la historia se perdía tras aquella imagen. Aquel recuerdo gráfico de la juventud perdida, aquella nostalgia tatuada en el papel.

4 visitantes...:

Esa niña que vive dentro de mí dijo... @ 6/4/12 02:27

Precioso.

Gliphe dijo... @ 6/4/12 16:29

Ufff, cuánta tranquilidad transmite la entrada.Qué gozo sería poder pasear por la playa en estos momentos. =)

Eruriel Minai Oloori dijo... @ 26/7/12 19:24

Me sobrecoge la belleza que se respira en cada palabra que has plasmado. Una dama, el mar, el suave cántico de la nostalgia mecido por el oleaje marino... me encanta como te expresas.

Un saludo. Maravilloso.

Por cierto, te sigo. :)

Antonio dijo... @ 20/8/13 01:24

Un blog fantastíco.Enhorabuena.

Publicar un comentario